Con luz e intención

Con luz e intención es como se escriben las buenas fotografías, aquellas que trascienden el trozo de papel para apuntarnos directamente a los ojos y al corazón.

Con luz e intención es como conseguimos que un retrato nos atrape y cautive con su mirada.

© Irving Penn
© Irving Penn

 

Con luz e intención es como nos seducen las sombras que descifran un paisaje más allá de la luz:

Un camino que nos conduce a otro lugar, un espacio fuera de los confines de lo conocido o al infinito donde habitan los sueños.

 

© Bill Brandt
© Bill Brandt

 

Con luz e intención que no es sino poesía e imaginación,  podemos escribir cualquier historia. Hasta las más amargas. Las que dependen de lo que nosotros mismos estemos dispuestos a arriesgar.

Con luz e intención es como se cuentan las despedidas que caben en una fotografía.

.

© Ralph Gibson
© Ralph Gibson

 

Decía Irving Penn que “una buena fotografía es aquella que cuenta algo, toca el corazón y cambia al espectador después de haberla visto“. Y digo yo que todo esto no se consigue al azar, sino con Luz e Intención.

Salud, ánimo y cariño.

El Retrato, el Paisaje, la Luz y la Intención en el Curso Medio de Fotografía de La Cámara Roja.

Anuncios
Con luz e intención

Diane Arbus, un camino hacia la verdad

Diane-Arbus.-Untitled.-1970-1971.
© Diane Arbus

Dicen las malas lenguas sobre Diane Arbus que solo retrataba a seres marginales, a los que nadie quería ver en las portadas de los diarios, a los parias, a los freakis que habitaban los circos ambulantes y a otros fenómenos anormales de la sociedad urbanita de la gran manzana estadounidense.

Es probable que de un primer vistazo a su obra podamos extraer esa conclusión. Que fuera una fotógrafa de lo anormal. De lo extraño, de lo extravagante. De lo raro. Es más, esa es la versión oficial.

 

Diane Arbus
© Diane Arbus

 

Pero a poco que vayamos observando estas fotografías con tranquilidad, a poco que las vayamos despojando de ese primer vistazo en el que solo nos quedamos con lo grotesco, con lo llamativo, con la anécdota y con lo particular de lo que aparece en ese mágico recuadro, a poco que rasquemos la superficie de la foto, algo se revela.

© Diane Arbus
© Diane Arbus

 

Había estudiado con Alexey Brodovitch y Lisette Model y sabía perfectamente lo que hacía. De hecho había tomado la senda que 50 años antes había abierto August Sander. Un camino hacia la verdad. A la búsqueda de una sinceridad tremenda. De un respeto tan arriesgado que hizo tambalear a los más conservadores instalados en el stablishment fotográfico de aquellos años 60 y 70.

august-sander-33
© August Sander

Sus fotos puede que no gustaran en su momento, pero ahora reconocemos su impronta en fotógrafos tan cercanos y tan callejeros como Luis Baylon y Alberto Garcia Alix.

 

© Diane Arbus
© Diane Arbus

 

alberto_garcia_alix
© Alberto Garcia Alix

 

Luis Baylon_Anónimo

Para terminar os dejo con una de sus frases, que mejor explica su visión de la vida.

“Esto es lo que amo: la diferenciación, la singularidad de todas las cosas y la importancia de la vida” – Diane Arbus, Revelations

Y volvemos a lo de siempre. Fotografia lo que eres.

Diane Arbus en el Curso Medio de Fotografía de La Cámara Roja.

Salud, ánimo y cariño.

 

Diane Arbus, un camino hacia la verdad

El retrato y tu forma de ser

Puedes quedarte mirándo un buen rato. Escuchando lo que dice. Puedes intentar oler esa hierba. Puede preguntarte porque se han colocado de esa manera. Puedes sentir el fresco de esa mañana o de esa tarde. Puedes pensar que les dirías, de que hablarías para que posaran de esa manera. Y a los niños, ¿que les contarías?.

En algún momento solo se trata de hacer un click. Pero no tan simple. En algún momento se trata de escuchar-sentir-oler-hablar-imaginar-hacer una foto. En algún momento te tienes que plantear como quieres hacer las cosas. Que tiempo le vas a dedicar. En algún momento tienes que decidir cuánta de tu valiosa energía vas a desprenderte para regalársela al mundo. Energía. Si. Puede que estemos hablando de energía.

Lydia Panas 3
Lydia Panas

 

O tal vez sea cuestión de mirar con otros ojos. O de estar ahí. Pero no solo estar, sino sentir que se tiene que estar en ese justo momento en que todo aparece. O puede ser lo contrario. Podría ser que no hay un instante decisivo sino que todo puede ser primordial. Podría ser que cualquier instante es el instante si miramos bien. Podría ser.

 

Sally_Mann_Family_Pictures_08
Sally Mann

 

A veces es tan complicado como lanzarse de cabeza a por algo. No titubear. Simplemente tirar hacia delante. Hacer. Fabricar. Imaginar. Me gusta pensar que es algo manual y emocional. Que se trata de un juego que se construye a cada paso. Con cada gesto.

Con un poco de atención, puedes darte cuenta de muchas cosas que pasan en un minuto. De hecho, las cosas suceden en ese instante. En el mismo instante que tienes la cámara entre tus manos si estás preparada, si sabes lo que quieres. No se trata de llegar a la cima del mundo. No. Se trata de esperar a que las cosas sucedan delante de ti. O simplemente hacer que sucedan. Que también es complicado y fácil a la vez. Un juego, otra vez.

 

Vanessa_Winship
Vanessa Winship

 

Así es nuestra forma de ver las cosas. Así es nuestra forma de enseñar fotografía. Aprendiendo a mirar. Mirar como práctica para entender el mundo. Para desenmarañarlo. Para descubrirlo. Para aprender a quererlo.

Miramos para descubrir como cada cuál entiende el mundo que le rodea. Fotografiamos para convencernos de que es de una determinada manera. Que está hecho de una materia insondable. De carne y hueso. De emoción y filosofía. Tenemos mucho que aprender de lo que vemos. Tenemos que aprender a sentirlo.

Ultimamente me gusta decir que hay que hacer la fotografía que cada uno es y cada una  siente. No hay más. Simplemente eso.

Basta. Creo que por hoy está bien. Si queréis más, nos vemos en las clases. Así de tajante. A veces hay que ser sincero y directo.

Salud, ánimo y cariño.

Cursos de Fotografía en La Cámara Roja.

 

El retrato y tu forma de ser
Galería