¿Quién me ha enseñado fotografía?

David Salcedo
© David Salcedo

En el año 2009 acabé de estudiar fotografía y sin saber por qué dejé de tomar fotos, eso sí, continuaba considerándome como fotógrafo.

Esa extraña situación continuó dándose durante dos años más.

Nunca he creído que fuera por falta de ganas, de eso siempre he andado sobrado, pero lo más probable es que fuera era el hecho de que ya no estaba en ninguna escuela, por lo que no tenía ninguna red de seguridad, ni nadie que me ayudara a poner las cosas en su lugar y mucho menos una motivación. Con el tiempo, cada vez que pensaba en coger la cámara, mi cabeza se llenaba de dudas y una idea punzaba mi cabeza: “Un fotógrafo que no hace fotos”.

Un día un pensamiento se apodero de mí: “Si no coges la cámara y haces una foto no vuelvas a llamarte fotógrafo”. Me di cuenta que si no me escuchaba y me hacía caso nunca más volvería a definirme como tal. Decidí hacerlo lo más rápido posible, pero ante esta medida otras tantas dudas de nuevo asaltaron mi cabeza: qué hacer, cómo hacerlo y dónde. Fui presto a leer el único libro fotográfico que por aquel entonces poseía, en él repasé todos los fotógrafos que a lo largo de la historia el autor había considerado los mejores en su campo y en su momento. De entre esos nombres me apunté los que más me habían gustado, tales como Eugene Atget, Diane Arbus, Ralph Gbson, Meatyeard o Bernard Plossu.

BillJuanLaurie-Roger-Mexique-1966
© Bernard Plossu

Todos ellos tenían en común que la mayor parte de su obra fue hecha lejos de un estudio o plató fotográfico. En ese momento lo tuve claro. Esa misma tarde saldría a explorar mi barrio.

De esta forma volví estudiar, pero esta vez mi escuela* fue la propia calle. Aquí es donde he crecido como fotógrafo y he aprendido lecciones que no te enseñan en otro lugar, como sentirse libre con la cámara al hombro, como seguir tu propia intuición, como aprender a empatizar con la gente, como leer la luz y como prever situaciones, en definitiva la calle me ha enseñado a quién hacer una foto y a quién no… en fin cosas esenciales que solo se aprenden en la calle.

*Nota: Por muy importante que sea la práctica para avanzar como autor esta debe ir acompañada de un estudio profundo de la historia de la fotografía y sus autores. 

David Salcedo_1994_43
© David Salcedo

 

***

David Salcedo es profesor de fotoscool, la escuela de fotografía, cine y video en Murcia de La Cámara Roja y este fin de semana del 28 y 29 de mayo imparte el taller de Street Photo Now! en el que estudiaremos a los grandes de la foto callejera pero sobre todo, haremos muchas pero que muchas fotos ¿te animas?

 

Anuncios
¿Quién me ha enseñado fotografía?

Elliot Erwitt y el rumor de las calles

erwitt_elliott_68_1981_b-e1305038340779

Elliot Erwitt (1928) parece que la vida le ha tocado con la mano de la fortuna. Hijo de inmigrantes rusos, pasó su infancia dando tumbos entre Italia y Francia hasta que su familia decidió viajar a Estados Unidos, donde finalmente se quedaron. Con veinti-y-pico años y con motivo de la segunda guerra mundial, empezó su carrera como fotógrafo durante su servicio militar, realizando reportajes en Francia e Italia.

Al poco tiempo, tuvo la suerte de encontrarse con 3 grandes de la fotografía como Edward Steichen, Robert Capa y Roy Stryker, que a la postre se convertirían en cruciales valedores del mismo. Precisamente, fue el propio Capa quien lo invitó a formar parte de Magnum.

15 años más tarde sería nombrado presidente de la misma. Y desde entonces se ha convertido en uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX, y aún sigue dale que te pego.

USA. New York City. 1948.
Elliot Erwitt. USA. New York City. 1948.

A veces la biografía tiene la importancia que tiene. Tu vida y tus circunstancias es lo que te hacen especialmente como eres, como decía Ortega. Y parece que al gran Erwitt, la vida le ha sonreído. Vivió la gran depresión. Fue a la guerra y volvió con vida. Conoció a los grandes de la foto que le abrieron las puertas a un mundo que llegó para quedarse. ¿Algo de suerte?, No. Pero si mucho trabajo, y del bueno.

USA. New York City. 1951.
Elliot Erwitt. USA. New York City. 1951.

Erwitt es un trabajador incansable. Alguien que escucha en silencio el rumor de las calles. Al acecho de esa imagen que capture un momento no tan decisivo pero si necesario. El es un fotógrafo que parece que siempre está ahí. En el momento justo. Justo cuando las cosas empiezan a suceder. Busca y recoge lo efímero pero en un lenguaje documental como Cartier Bresson. El hace que sus lugares aparezcan llenos de vida. Con la gente haciendo lo que normalmente hace. Vivir.

USA. New York City. 1953.
Elliot Erwitt. USA. New York City. 1953.

Sus fotos tienen algo de humor. Un humor no forzado sino encontrado. Hallado. Porque la vida te brinda mil ocasiones para sonreír. Y sus fotos ayudan a dibujar una sonrisa en tu cara.

USA. New York City. 2001. A worker sits atop a Botero sculpture on West 57th Street. The sculptures are being hoisted off the truck to be displayed at the Marlborough Gallery .
Elliot Erwitt. USA. New York City. 2001.

Las fotografías de Elliot Erwitt sobre el New York de los años 50 y 60 son de una calidad excepcional. Testimonio amable y ácido a la vez de la capital mundial por excelencia. A la altura del gran William Klein pero algo más entrañables.

Elliot Erwitt. USA. New York City. 1956.
Elliot Erwitt. USA. New York City. 1956.

Elliot Erwitt es uno de los maestros de la Street Photo. Se lo ha ganado a pulso de cámara, porque lleva más de 60 años tomando buenas fotografías. Y nosotros disfrutándolas.

USA. New York City. 1948.
Elliot Erwitt. USA. New York City. 1948.

Salud, ánimo y cariño.

Si quieres saber más sobre fotografía callejera no te pierdas nuestro Taller Street Photo Now! de David Salcedo en La Cámara Roja el fin de semana del 7 y 8 de noviembre en Murcia.

 

Elliot Erwitt y el rumor de las calles

Uno más Uno

Uno más Uno es un multimedia de David Salcedo en el que muestra su trabajo de fotografía callejera realizado durante los últimos años. Imágenes verticales montadas en dípticos que por si solos crean y generan un diálogo que va más alla de cada foto. Cada fotografía es distinta porque tú la estás mirando – nos adelanta el autor, porque una imagen, tal y como se nos muestra, nos puede emocionar y, de alguna manera, impactar como si fuera un pellizco o una ligera caricia.
Por que pensamos que el fin del fotógrafo puede que sea precisamente ese, a nosotros nos encanta su trabajo.
David estará próximamente con nosotros en una nueva edición del Taller Street Photo Now!para el fin de semana del 7 y 8 de noviembre.
Vídeo